martes, 27 de julio de 2010

Juan Pablo Sánchez y la puntilla a Cataluña

Bueno, primero, la reseña de la novillada de Las Ventas y luego Cataluña.

Las Ventas, 25 de Julio del 2010, 20:30h, Novillos de El Montecillo para:

El mexicano Juan Pablo Sánchez:
-1º: Novillo bastante manso al que consiguió sacarle alguna tanda buena, estocada perfecta, 1 oreja
-4º: Buen novillo que supo aprovechar y entender. La pifió con la espada donde dejó una media honda. Vuelta al ruedo.
Conclusión: Ha dejado muy buenas sensaciones y posiblemente le veamos el día 8 en la Final.

El francés Patrick Oliver:
-2º: novillo que salió flojo de fuerza y se vino arriba después del tercio de varas. Poco picado. Silencio
-5º: No supo aprovecharlo. Ha podido el novillo de El Montecillo con el francés. Silencio
Conclusión: Aburrido y bastante soso

El sevillano Antonio Espaliú:
-3º: novillo manso que como algunos de sus hermanos se vino arriba tras el tercio de varas. Con tendencia hacia las tablas, el sevillano empeñado en torearlo en los medios sacó muy poco. Estocada media sin descabello. Silencio
-6º (no pudo estoquearlo por un percance que le hizo ir a la enfermería, lo mató en su lugar el mexicano J.P Sánchez)
Conlusión: al igual que el francés, mal, aburrido en sus dos novillos.

Y ahora, Barcelona:

Mañana miércoles 28 se decide si los políticos le dan la puntilla a una Barcelona muy enferma. Pero lleva enferma mucho tiempo, lleva enferma desde que "Las Arenas" se convirtieron en un burdel, y ellos lo permitieron. Lleva enferma desde que pasaron completamente de la que fue durante una época referencia taurina para el mundo, la Monumental. Luego, el señor Matilla intentó arreglarlo un poco, pese a que le pusieron muchas complicaciones (los políticos, quienes si no) y ha sacado adelante la ya única plaza de toros en Barcelona. 
Sinceramente, la opinión que a mi esto me da es que todo tiene que ver por una Cataluña independiente, que no huela a España, que no se coma paella, ni se bailen sevillanas pero si se coma butifarra, se escuche la rumba catalana y se vaya a los correbous. Una verguenza.

Preocupado, pero con esperanza

Jesús Rama

No hay comentarios:

Publicar un comentario