lunes, 18 de abril de 2011

El monotema del mes

Caigo en la España más fanática y buscando tema para escribir me encuentro que deportivamente hablando, los dos adinerados del fútbol español ocupan todas las horas de tv y de radio y cada una de las páginas de esos panfletos fanatistas los cuáles muchos estan empeñados en llamar "periódicos". Jose María García calificaba al director del "periódico" más leído de España, así van las cosas, como "El jefe de presa del Real Madrid" y a su "periódico" el boletín de prensa de dicho equipo. También comentó, por lo cual ha sido demandado, que Florentino Pérez era "supuestamente, el presidente más corrupto del fútbol español" si la memoria no me falla, y que el Real Madrid era "una casa de putas, pero sin putas". Así volvió Supergarcía a los medios nacionales años después, dando cera a todo el mundo. Lo hizo en "La vuelta al mundo" de la copia moderada de Intereconomía (al menos a mi parecer) como es Veo7.
Vuelta al tema "deportivo" merengues y culés empataron en el encuentro de vuelta de la liga BBVA disputado en el Santiago Bernabeu. Aviso a navegantes, no vi el partido, pero para hablar sobre el tema no hace falta ver el partido. Más tarde me contaron algo sobre él, y pareció ser lo que me esperaba. Un anticipo descafeinado de lo que nos espera. Empezando por este miércoles en el cual ambos se disputan la Copa del Rey. ¿Se pitará el himno? Probablemente. Sin querer desvirtuar a nadie, ni faltar el respeto, generalizo (lo hago muy mal algunas veces) en que la afición culé lo pitará por independencia y la afición merengue por ideas políticas. Lo harán con total aquiescencia de periodistas e incluso, del mismo Rey, o su hijo, el cual está haciendo ya funciones de Rey "por lo que pueda pasar cuando S.M falte..."
Más tarde, habrán de disputar, a doble partido por si fuera poco, las semifinales de la Champions, pere ese ya es otro tema

Can-sa-do del monotema se despide...

Suso

sábado, 9 de abril de 2011

Adiós mi España querida... (Carta de un colchonero que se exilia 20 días)

Señoras y Señores, les comunico a través de estas palabras mi exilio irrevocable al país galo durante aproximadamente 20 días.
Ante los hechos que acontecerán desde el día 16 de abril con el primero de los llamados "Clásicos" hasta el último de ellos, siendo la vuelta de las semifinales de Champions (pasando por una final de la Copa de SM El Rey) he tomado la decisión de exiliarme a un pequeño pueblo francés incomunicado en el cual no tenga información alguna sobre ese tema y ya cuando la "euforia futbolística" que invadirá a tres cuartas partes de la piel de toro acabe regresaré a mi país.
La decisión es irrevocable ya que la simple idea de imaginarme a merengues-culés gritando eufóricos y celebrando títulos o victorias me causa un terrible escalofrío por el cuerpo.
Tampoco podría soportar que aquello que yo más quiero como es la radio enferme de esta euforia y cada segundo que haya en ella esté dedicado a el placebo del pueblo.
Durante esos 18 días de clásicos dará igual que Zapatero suba los impuestos hasta el cielo, que la Esteban se vuelva a separar "del Fran" y se "arrejunte" con el Jesulín otra vez para darle una hermana a Andreíta o que estalle la 3ª Guerra Mundial. En España sólo se hablará, se verá y se pensará en Messi o Cristiano. Todo hombre que haga el acto conyugal (el coito en toda regla) con su mujer le pondrá la cara de su ídolo y le imaginará marcando el gol que les de el paso a la final para conseguir la tan ansiada Décima/Cuarta, o esa Copa del Rey tan deseada. Todo culé/madridista republicano en esa época desaparecerá, no quedará rastro de él. ¡Si la gana su equipo será más Juancarlista que Peñafiel! Saldrán gritando a las calles "¡Viva el Rey!" y esas cosas tan monárquicas...

Mi pequeño corazoncito pintado a rayas rojas y blancas no podrá aguantar tal cosa. Todo colchonero de bien que quiera acompañarme en mi aventura está invitado.

Preparando la maleta...

Suso