martes, 13 de septiembre de 2011

Carta a Esperanza, ¡Gracias Presidenta!


Buenos días, tardes o noches Doña Esperanza Aguire: Mi nombre es Jesús Rama y este año entro en Primero de Bachillerato en el IES Luis de Góngora. Desde aquí le digo que gracias Presidenta, gracias por recortar dinero de MI educación para dárselo a sus amigos que pasan por caja. Gracias de corazón. Usted, que ha sido Ministra de Educación cuando gobernaba y dictaba el Sr. Aznar, ha de saber que la educación es la base del futuro de esta sociedad ¿no? Y si lo sabe, ¿por qué se empeña en ponernos el aprendizaje cada vez más difícil a los que no podemos permitirnos pasar por caja?
Ahora, tengo la osadía de formularle unas preguntas, Presidenta, ¿De qué carajo nos sirve a nosotros tener un instituto bilingüe si nos pone un profesor interino en una materia que no es la suya y sin saber el idioma? ¿De qué me sirve a mi la asignatura de Música si me coloca a un pobre lingüísta? Para eso, recortemos más, echemos a todos los profesores y denos solos los libros. Que el futuro de España sea autodidacta, y el que tenga dudas, que busque en Google, ¿no? Deje ya de jugar con la Educación, por favor. Deje ya de favorecer a los privados, porque, en mi opinión por desgracia, Usted es la Presidenta de TODOS los madrileños, de los que se pueden permitir una educación privada y de los que heredamos los libros de familiares, amigos y compañeros anteriores, porque comprarlos nuevos nos supondría un gasto muy elevado.
Lo único que Usted está haciendo es impedir el aprendizaje a los alumnos, y ya de paso, aumentar la cola del paro, ahora que todavía estamos en legislatura socialista, y así tener más basura que echarle a las espaldas al Sr. Zapatero.
Pero claro, se nota que usted no ha sido profesora, es más, con sus declaraciones, muestra que ni siquiera se ha molesta en hablar con un profesor. Yo, que si me he preocupado de hacerlo, al menos para informarme de lo que estaba pasando, he podido saber, que a parte de las 18 horas lectivas, tienen que hacer claustros, prepararse las clases y las tutorías (ahora desaparecidas, porque ¿A quien le interesa que en una clase haya conflictos?), preparar exámenes, corregirlos y una vez entregados, aguantar a muchos alumnos que les critiquen su método de corrección buscando un aprobado. Porque le cuento Presidenta: los jóvenes somos muy pesados, buscamos sacar décimas para subir nota de donde no lo hay. Pero claro, Usted eso quizás no lo sepa porque las Nuevas Generaciones, esos que van a verla a Usted, al Alcalde y al Señor Aznar a la Caja del Arte con el jersey al cuello y los cinturones de España, no sean así, o al menos delante suya. Esa es la juventud que Usted quiere, que seamos todos borreguitos y si Usted dice "A" repitamos todos dando palmas "A".
Mire Presidenta, acabo ya, que tendrá que hacer muchos recortes y no es mi intención molestarla, sólo la digo una última cosa, que piense bien lo que hace, porque está jugando con el futuro del país, que somos nosotros, los jóvenes.
Ah por cierto, y una vez más, le doy las gracias y me pongo a sus pies para ofrecerme a lo que sea menester, porque quizás de esa forma sí consiga un título por la vía fácil.

Siempre suyo

Jesús Rama "Suso"