miércoles, 25 de marzo de 2015

La Leyenda de David Cal

4 JJOO avalan (participó en 3 y en Sidney fue reserva) al mejor deportista olímpico español de la historia. Todos confiábamos en un gran adiós en Río2016, pero los planes no han salido como queríamos. El diario Marca anunciaba la retirada del piragüista por falta de motivación.

David cambió su ría pontevedresa donde junto a su canoa entrenó desde pequeño por Brasil, acompañando a su entrenador Suso Morlán contratado por la federación olímpica brasileña. Atrás queda ya su objetivo de seguir sumando gloria a su currículum, donde alberga un oro y cuatro platas.

Atrás quedan las ilusiones de los aficionados olímpicos españoles por sumar medallas. David era nuestra baza fija. Nadie en su sano juicio se atrevía a perderse su regata, y mucho menos a venirse abajo mientras estaba en el agua, para muestra la espectacular remontada en Londres donde se hizo con la plata. Y porque no le dieron 100 metros más… Ay del alemán Brandel, todavía no se le ha ido el miedo del cuerpo.

Ahora, lo único que queda es dar las gracias. Gracias por tantas alegrías. Gracias por mantener el estandarte español en lo más alto. Gracias por tu lucha y entrega. Gracias por tu esfuerzo. En fin, David, gracias por tanto, a cambio de tan poco.

Y ahora qué, dirán. Pues ahora no queda otra que darle el Princesa de Asturias al Deporte. Y lo que pida, porque lo merece.

Aparcada la canoa comienza la leyenda: La Leyenda de David Cal Figueroa, el mejor deportista olímpico español de la historia.


Suso Rama

domingo, 22 de marzo de 2015

El día que Piqué volvió a sentirse futbolista

Pocas cosas pasan en el fútbol por casualidad, y que Gerard Piqué haya sido el mejor jugador del Clásico tampoco lo es. Hace apenas unos meses era un jugador retirado. Lo había ganado todo y nadie se explicaba su bajísimo rendimiento en el campo que le llevó incluso a perder la titularidad en el centro de la zaga culé. Pero en los últimos partidos ha vuelto a dar destellos del gran futbolista que fue con Puyol a su lado. Contundencia y poco riesgo definen los últimos partidos del catalán.
En lo que al partido respecta, se pudo ir el Madrid con 1-4 al descanso, pero el que perdona lo acaba pagando. Probablemente un empate hubiese sido justo, pero ya saben amigos que aquí gana el que más goles marca y no el que más merece marcarlos.
Se adelantó el Barcelona con un gol, a balón parado para desdicha blanca, de Mathieu. A partir de ahí sólo hubo un color: el blanco. El Madrid comandado por Cristiano Ronaldo apretó y consiguió su objetivo, el empate. Y pudieron ser más si Bale hubiese acertado, o si Bravo no hubiese estado espectacular. El portero chileno demostró por qué está capacitado para ser el titular en todo del Barcelona, pese a que la Champions pertenezca a Ter Stegen.
En la segunda parte el Madrid volvió a arrollar, pero en un balón largo a Suárez, y tras un magnífico control de éste, la mandó a la jaula haciendo el 2 a 1. Tras ello, el Madrid se vino abajo, física y moralmente. Los que antes recuperaban balones en campo contrario ahora los perdían. Tampoco hizo el Barcelona gran mérito en la segunda parte, aunque bien es cierto que Messi primero, y luego Neymar Jr en sendas ocasiones pudieron matar el partido, e igualar el golaverage, que no es tontería.
Tras un buen Clásico, más por emoción que por fútbol, el Barcelona se despega a 4 puntos de su máximo rival y coge aire para afrontar las últimas 10 jornadas de Liga. Nada hace prever que el Barça de Lucho vaya a palmar 2 partidos de los 10 que quedan, pero oigan, yo ya no me atrevo a asegurar nada.

Ahora quedan dos semanas para analizar todo lo que pasó en el césped del Camp Nou, pero está claro que el Madrid volvió a encontrar su mejor cara. Si alguien le daba por muerto estaba muy, pero que muy equivocado.

Suso Rama

jueves, 12 de marzo de 2015

Esta abuela es un peligro

Sí amigos, lo sexagenaria más temida de España (o por lo menos de Madrid) está de vuelta. 
Parece que no pasa el tiempo por ella, está igual de arrugada que cuando se alzó Presidenta de la Comunidad de Madrid comprando a concejales de la oposición (véase el Tamayazo).
A Rajoy no le ha quedado más remedio que aceptar a Espe como candidata para el Ayuntamiento de la capital. Él mejor que nadie sabe cómo se las gasta la Lideresa, y la que podía haberle montado, con su coro de palmeros encabezados por Jiménez Losantos, de no haberla aceptado.
Soy una “maverick” le decía a Évole poco antes de dejarle plantado. “Una neoliberal” le confesaba a Federico hace unos días. Esta abuela es un peligro, me atrevo yo a añadir. 
Bien sabe el PP que es la única capaz de evitar el descalabro en Madrid. Además de tener años para alicatar un cuarto de baño tiene votantes fieles que la siguen allá donde esté, cosa que aún no me explico. Durante su mandato al frente de la Comunidad privatizó lo habido y por haber: colegios, hospitales, viviendas, y porque no la dejaron más.
Y de pronto un día, así porque sí, cogió su visón, levantó su culo de su sillón tapizado en cuero de la Puerta del Sol y se largó, para alegría (y alivio) de muchos. Pero ya saben que la esperanza es lo último que se pierde, y esta Esperanza no se pierde ni aunque desprenda un tufo a corrupción que tire “patrás”. Primero, el anteriormente comentado Tamayazo; después, la Púnica de su número 3 Granados; y más tarde, el ático de su sucesor y fiel esbirro González. Pero ella nunca supo nada, oiga…
Buceando por la red encontré el otro día una viñeta que describe a la Condesa mejor que ninguna otra: se representaba a Esperanza, vestida de blanco impoluto, rodeada por un lodazal de mierda corrupta. Pero eso sí, la “maverick” sin una sola salpicadura.

Espe es demasiado lista. Espe es, simplemente, una abuela peligrosa


Suso Rama