viernes, 29 de enero de 2016

Dos millones de pelas

Los oyentes del Todo por la Radio (Cadena SER) conocerán de sobra el audio de Rus y Marcos Benavent (el exyonki del dinero) contando billetes de 500€: “nou mil, deu mil, onze mil y dotze mil, dos millones de peles tú”. Pues han sido dos millones, tú, pero no de peles sino de euros, los que ha abonado Alfonso Rus, ex President pepero de la Diputación de Valencia, como fianza para salir del talego. Debe ser que la venta de naranjas funcionaba bien, o que los altos cargos valencianos tenían un buen sueldo; porque si no es casi imposible de explicar que alguien que dice ser una “persona normal” albergue en su cuenta corriente dos millones de euros. O más. No seremos malpensados y diremos que ese dinero proviene de mordidas. Ni que ese dinero ha sido blanqueado a través de empresas fantasmas. Por favor. Seamos serios. El señor Rus es una persona decente. ¿Qué contaba dos millones de peles en billetes de 500 por teléfono? Sí, ¿pero quién no ha hecho eso?

Nos toman por imbéciles, por no decir gilipollas, cuando no se le embargan las cuentas a un político acusado, imputado y detenido por llevárselo calentito y en negro. Pero no es lo único por lo que nos toman por imbéciles. Lo hace doña Rita, no la Cantaora, que ésta cantar canta poco; al poner esa cara de sorpresa cuando dice “anda mi madre, pues yo no sabía eso”. Barberá sólo tiene una excusa medio decente: como contaban los billetes en valenciano ella no se enteraba.

Ay país, qué país. Como decía Enrique Santos Discépolo en su Cambalache: El que no llora no mama, ¡y el que no afana es un gil!”

Pues estos afanar afanaban, pero en valencià. Y Rajoy sin saberlo con lo que le quería, coño. Qué hostia. 

Suso

miércoles, 27 de enero de 2016

El dedo en el ojo

Errejón está enfadado. Ayer salió a la puerta del Congreso con un planito, susceptible de ser carne de meme, mostrando la disposición de los diputados acordada por la Mesa del Congreso. Les habían puesto en el gallinero, otrora llamado paraíso, para que no les enchufasen las cámaras. Se trata, sin más, de meterle el dedo en el ojo a Iglesias. Darle de su propia medicina, y donde más le duele, tapándole de las cámaras televisivas.

La disposición es rara e ilógica si atendemos a los resultados del 20-D. El tercer partido con más votos está apiñado con nacionalistas y el grupo mixto en la parte alta, mientras que Ciudadanos goza de primera línea en el flanco centro-derecho, al lado del PP. Han sido fundamentales a la hora de aprobar el reparto de espacios. La idea es, supuestamente, de Celia Villalobos. Si le dan 10 minutos más los reorganiza eliminando líneas, como en el Tetris, aunque ella es más del Frozen Crush, o como Dios quiera que se llame.


Lo dicho. Los de Podemos están enfadados porque los constitucionalistas le meten el dedo en el ojo, y esto acaba de empezar. No sabemos cuándo acabará, si en un par de meses, en un par de años o en un par de semanas, que pudiere ser. Lo que sí sabemos es que nos vamos a divertir. Con el resto fastidiando a Podemos y con Podemos saliendo a quejarse. Esta vez llevaban razón, veremos a ver la siguiente. 

Suso

lunes, 25 de enero de 2016

Con papel de fumar

Ay país, qué país. La polémica del día es una foto de Fran Rivera toreando una vaca con su hija cogida en brazos. En esta España nuestra donde según quién defraude el dinero es un ladrón o un mártir, la tauromaquia ha adquirido cotas de salvajismo mediático (y viral). Todo lo que huela a toros, o variantes, es repudiado y criticado desde una superioridad intelectual de aquél que lo hace. Viven un escalón moral e intelectual por encima de los taurinos. Son una clase superior, y así lo intentan demostrar. Pero no lo son. Ni lo serán. Sus argumentos, mejores o peores, no son más que los que tiene la tauromaquia a favor. Le busquen el tercer pie al gato por donde se lo busquen.

Se lo diré con franqueza: no creo que Fran Rivera ponga en peligro la integridad de su hija pequeña. Es más, como cualquier padre, si supiese que la ponía en peligro no lo hubiese hecho. Seamos serios. Lo que pasa es que, con lo que nos interesa, nos la cogemos con papel de fumar. Vivimos rodeados de hipocresía y nos escandalizamos por lo que queremos. ¿Qué creen ustedes que diría el pueblo del Secretario General de un partido político, cualquiera que sea, si confiesa en juicio que ha defraudado dinero a Hacienda y es condenado a un año de prisión? Seguramente mucho más que lo que se ha dicho de Mascherano, futbolista del Barcelona. ¿Cuál es la diferencia entre el Jefecito y un político? ¿No son ambos máximos ejemplos para la sociedad, cada uno a su manera? Pues eso, que nos la cogemos con papel de fumar. Que preferimos twittear sobre lo mal padre que es Fran Rivera. De Aquamed ni palabra. Y de Mascherano menos, no vaya a ser que se largue del Barça y pierda el fútbol y el aficionado.


No busquen complicidad en mí con estos temas. No la hay. Defiendo lo que veo y creo. Y de lo que no me informo e intento hacerlo de forma seria. Sin cogérmela con papel de fumar.

jueves, 21 de enero de 2016

Posos

Ayer abrí twitter y lo primero que vi fue que “Jiménez Losantos” era TT. Algo ha pasado, pensé. Entré y me apareció un primer tweet donde comentaban que se cumplía el aniversario de su secuestro por Terra Lliure. Eso no puede ser, dije. Y, en efecto, eso no era. Un enlace de eldiario.es me condujo a la verdad: Federico había dicho que dispararía a Errejón, Maestre e Iglesias. ¿Cuál es el problema? ¿Qué hay de extraño? Lo dijo ayer, lo ha dicho hoy y, conociéndole un poquito, sé que lo dirá mañana. Así es Federico. Los que acostumbramos a escucharle a diario estamos libres de espantos. Sabemos cómo es, cómo lo dice y el poso que queda de lo dicho. Sabemos cuándo ataca a alguien por convicción, como puede ser el caso de Podemos, y cuando lo hace por vendetta, como lo hace con altos cargos del PP. ¿Y qué? ¿Qué hay de distinto con esas cuentas en twitter, rojeras y bolcheviques, que insultan sistemáticamente a aquello que huela a derecha? O los que insultan por defecto al club de fútbol rival al suyo, incluso a las pseudotertulias deportivas. Es el sentir del pueblo. Es el alma de España. Pocas cosas gustan y satisfacen más a un español que un insulto bien echao. Y las que hay no son siempre tan baratas. ¿Quieren prensa imparcial? No busquen a Federico. Quien le busca es porque sabe lo que hay, como el que compra La Razón, el ABC o El País. O quien escucha la SER.

Federico pertenece, para gusto de quien escribe, al grupo de periodistas que les gusta provocar. Y les gusta que sus provocaciones repercutan en las redes. A él se le pueden sumar nombres ilustres como Sostres, Arcadi Espada o Antonio Burgos. Crearon su personaje y, día tras día, sea en radio, prensa o tele lo alimentan. Y viven de las rentas. Creo que a ninguno le va mal. No será ético, periodísticamente hablando, pero vende. Llegados al punto que estamos es, desgraciadamente, lo que importa.


Por eso escucho a Fede, y a Herrera, a Alsina y a Pepa. Y a JELO, Francino y Luis Herrero. Y leo el ABC y La Vanguardia, El País y el Mundo.Eldiario.es e Infolibre. Al final, entre tanta marabunta encuentras los posos. Será por diales, por periódicos, por webs y televisiones como para preocuparnos de lo que dice cada mañana Federico. Escúchenle y disfruten, o cambien. 

martes, 5 de enero de 2016

El problema sin solución

Vuelve el Ser Superior a caer en la misma piedra. Le pasó en su primera etapa como máximo mandatario blanco y le vuelve a pasar en la segunda, esa donde ya conocía sus errores anteriores y, casi, ha malcriado más a sus estrellas que en la anterior.

Vuelve Florentino a tragar con lo que el vestuario quiere. No les entró por el ojo el bueno de Rafa Benítez desde el principio. Sólo hay que ver las fotos que colgaban con Carletto el día de su despedida para darse cuenta. Y ahora, 6 meses después, Rafa está en la calle y Zidane en el banquillo.

¿Será la solución el francés? No lo creo. Son muchos años viendo a Cristiano: con Pellegrini, con Mourinho y con Carletto y, se llevase mejor o peor con ellos, su egoísmo personal le hacía rendir al máximo nivel. Ahora no lo hace. Tampoco Bale, ni Benzema. De Ramos no hablamos, y de Kroos menos. El Madrid está aturdido, no sabe qué hacer ni cómo. No es capaz de aguantar un partido completo al máximo nivel. Bueno sí, contra el Malmoe.

Discúlpenme, pero creo que el Madrid la vuelve a cagar. Vuelve a convertirse en el cachondeo nacional, aunque los acólitos al Régimen intenten vender una ilusión que, en mi humilde opinión, ni está ni se la espera. Está claro que no soy yo quien debe de ilusionarse con Zidane, faltaría más, pero sí veo y opino, y lo que están intentando hacer algunos es una engañifa del carajo. Estos, como el Ser Superior, dedicaron 15 segundos a Benítez anoche. Estos, como el Ser Superior, evitan contestar por qué está el Madrid como está. De quién es la responsabilidad. ¿De los jugadores? Por supuesto. ¿Del Presidente? Está claro. Entre ambos se reparten la culpa: los unos por falta de profesionalidad; el otro, además de padecer el mismo diagnóstico que sus pupilos (véase la despedida a Rafa), consiente. ¿Y la prensa? Ya tiene lo que quería: el quilombo montado.

Y si Zidane no gana nada… ¿Limpiarán el vestuario del Madrid? ¿Se cargarán a su última bala en la recámara? Vienen meses movidos aunque, qué más da, si los jugadores ya van contentos a entrenar.


Suso Rama