domingo, 28 de agosto de 2016

Tele de Verano o cómo Telecinco vuelve a triunfar

Con la llegada del calor y las vacaciones las teles tienen que dar una vuelta de tuerca para reenganchar a la gente a las pantallas. Y una de las que mejor suele moverse en esta época es Telecinco, que despliega un amplio abanico de personajes a los que quemar en la hoguera con tal de rellenar horas y horas, y de tener espectadores y espectadores. Y lo consiguen. No sólo con Sálvame en la multitud de versiones que tiene (Limón, Naranja, Deluxe) sino con los prime times. Si otros años nos sorprendieron con reality-shows al estilo de Campamento de Verano, esta temporada han decidido estrenar el docu-reality de Las Campos. En él, MT Campos y su retoña Terelu muestran, supuestamente, cómo es su vida detrás de las cámaras.

Eso de docu-reality suena a Puertollano. No es documental ni tampoco reality. Ni las tertulias salvamizadas que pusieron antes y después del film tampoco. Es un nuevo género que, a mí al menos, me ha ganado. No sé si será el morbo, o la llamativa carencia de naturalidad, pero ambos capítulos me engancharon aun importándome un carajo la dieta de Terelu.

Es ella, la benjamina de las Borrego Campos, la que toma el rol principal del programa. En el primer capítulo con sus problemas alimenticios y en el segundo yendo de mercadillos. Terelu intenta aparentar normalidad aunque no lo consiga. Eso sí, ha dejado imágenes para la Historia de la Televisión en España, como la escena donde se trinca el Colacao de un buche, o cuando se la ve paseando por las calles de Madrid comiéndose una porra.

Mientras, lo más interesante de MT es quien la rodea. Tanto su amiga Mayte, un descubrimiento maravilloso para la farándula, como Edmundo, el artista anteriormente conocido como Bigote, sustentan el programa cuando no aparece Terelu. Y lo hacen con suficiencia. Porque de Edmundo sí me creo que pinte árboles y camisetas en su tiempo libre, por ejemplo.


Así Las Campos ha sido el exitazo del verano con sólo dos entregas. En el aire queda que la cadena, o las protagonistas, quieran retomar el hilo y continuar con el proyecto que produce magistralmente La Fábrica de la Tele. Ellos, más que nadie, son los verdaderos artífices del éxito. Y no sólo porque Las Campos esté perfectamente montado, músicas incluidas, sino por saber cómo buscar el tercer pie al gato, o la segunda hija a la Campos, para triunfar de nuevo en vacaciones. Larga vida a Las Campos. Y a María, la tata de MT. 

Suso